Aprendizaje reflexivo en las aulas universitarias

13/12/2017

Miembros del equipo DOAR

Por Susanna García Larios

Entrevista a la Dra. Marta Sabariego Puig, profesora del Departamento MIDE de la Facultad de Educación de la Universidad de Barcelona (msabariego@ub.edu ) que lidera el equipo DOAR, integrado por profesorado investigador de diferentes universidades, para conocer de cerca la relevante tarea que llevan a cabo en el actual contexto universitario.

¿Qué es el Equipo DOAR?  
El DOAR es un equipo de profesorado docente investigador que en 2015 formalmente nos constituimos como un Grupo de Trabajo del Instituto de Ciencias de la Educación (ICE) de la Universidad de Barcelona denominado “La docencia orientada al aprendizaje y la reflexividad”. No obstante, desde el año 2012 ya empezamos a investigar sobre el diseño y la validación de experiencias innovadoras en la etapa de la Educación Superior para el desarrollo competencial, a través de la investigación formativa como estrategia docente. Recientemente, estamos centrados en el fomento del pensamiento reflexivo y su impacto en el proceso de aprendizaje de nuestros estudiantes, a través de las metodologías narrativas.

¿Qué significan las siglas DOAR?
Son las iniciales que sintetizan nuestro trabajo como docentes universitarios: Docencia Orientada al Aprendizaje Reflexivo. A través de varios proyectos financiados, estamos elaborando la fundamentación y el diseño de dispositivos a través de la escritura reflexiva para poner la competencia del pensamiento reflexivo al centro del proceso de construcción del conocimiento y el desarrollo competencial de nuestros alumnos. Es un propósito clave del grupo contribuir a la renovación y validación de una actividad docente organizada y estructurada a tal efecto en la universidad. Agradezco muy sinceramente la oportunidad que se me ha dado para presentar nuestro equipo de investigación e innovación docente, DOAR, en este espacio de expertos en formación reflexiva. Con mucho gusto intentaré describirlo mejor a lo largo de esta entrevista.

¿Cuál es el objetivo principal que compartís aunque trabajéis en diferentes contextos universitarios?
Cómo decía antes, el aspecto común que compartimos los diferentes miembros del grupo es el estudio de la competencia reflexiva en el proceso de aprendizaje y el desarrollo competencial y profesional del alumnado universitario. Algo estrechamente relacionado con la calidad de la formación inicial y que resumiría diciendo: investigar y promover un aprendizaje más reflexivo. Y lo hacemos desde una mirada amplia, que valoramos muy positivamente porque nos permite el contraste de las experiencias innovadoras en asignaturas de grados diferentes (fundamentalmente vinculadas a las Facultades de Ciencias de la Educación), de etapas formativas diferentes (también estamos trabajando en asignaturas de Posgrado) y de cinco universidades de ámbito estatal: la Universitat de Barcelona (UB), la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), la Universitat de València-Estudi General (UVEG ) y Florida Universitaria, y la Universidad de Burgos (UBU). Tanto la trayectoria conjunta como la interdisciplinariedad del grupo nos dan una oportunidad muy interesante para profundizar en el análisis de las modalidades de enseñanza-aprendizaje que proponemos.

¿Quiénes formáis parte del equipo?
El equipo está formado por 25 profesores y profesoras investigadores/se de las cinco universidades que acabo de mencionar. Surge de la trayectoria conjunta en actividades y experiencias docentes que giran alrededor de tres áreas de conocimiento principales— Didáctica y Organización Escolar; Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación; y Didácticas específicas (Expresión Corporal y Lengua y Literatura)— y que confluyen en una temática de conocimiento común sobre la enseñanza universitaria: el estudio, el desarrollo y la evaluación por competencias.

Más allá de este interés común, para nosotros investigar y desarrollar las experiencias docentes en los respectivos contextos es una manera de hacer un trabajo en red que favorece la formación continuada de todos los miembros del equipo. Los proyectos que desarrollamos son una oportunidad de hacer investigación pero sobre todo también de participar activamente en un proceso de aprendizaje colectivo, y de práctica reflexiva en la acción y sobre la acción que nos permite investigar y aprender al mismo tiempo. Una evidencia de esto es la reunión plenaria que celebramos el pasado 24 de noviembre en Barcelona, en la cual participamos todos y todas, y que inmortalizamos con la fotografía que acompaña esta entrevista.

Vuestro trabajo colectivo me parece de un gran valor e interés pero ¿necesitáis apoyo para poder investigar y aportar resultados a la comunidad científica?
En efecto, necesitamos apoyo y, de hecho, lo hemos tenido. Quiero aprovechar esta ocasión para agradecerlo y reconocer el valor que en nuestro caso, en concreto, han supuesto las convocatorias en mejora e innovación docente desde el Programa de Mejora e Innovación Docente de la UB (PMID), y en investigación en docencia universitaria a través del Programa REDICE del ICE de la UB. Gracias a los proyectos subvencionados que hemos podido desarrollar, estamos funcionando como un equipo de investigación interuniversitario e interdisciplinario para la mejora del proceso de enseñanza-aprendizaje en las aulas con este propósito.

¿En qué líneas de trabajo se centra el Equipo DOAR?
Entre las líneas de trabajo del equipo destacaría: la investigación formativa, el desarrollo y evaluación de competencias; el pensamiento reflexivo, y las metodologías de carácter narrativo. El antecedente más directo del DOAR fue un proyecto de innovación concedido en la Convocatoria del Programa de Mejora e Innovación Docente de la UB (PMID2102) en 2012 con el objetivo de mostrar la eficacia de la investigación formativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los estudiantes de los Grados de Pedagogía y Educación Infantil de la Universitat de Barcelona.

El proyecto permitió validar métodos de enseñanza instrumentalizados por la investigación formativa (el aprendizaje orientado a proyectos, el uso de las narrativas digitales y el portafolis digital) para el logro prioritario de cuatro competencias transversales comunes en la UB: 1) Compromiso ético; 2) Capacidad de aprendizaje y responsabilidad; 3) Capacidad comunicativa,; y 4) Trabajo en equipo. Posteriormente y hasta ahora, los proyectos REDICE (REDICE14-1511 y REDICE 16-1660) han supuesto una rotación del punto de gravedad respecto al anterior. Nuestra atención preferente en estos momentos es el proceso de aprendizaje efectivo del alumnado: ¿cómo aprende?, ¿qué habilidades pone en juego y cómo las gestiona?, ¿cómo construye el conocimiento en las diferentes disciplinas?, ¿cómo “entiende” aquello que se le ofrece?, ¿qué significado le da? Queremos investigar el papel del pensamiento reflexivo en este proceso, los niveles de pensamiento reflexivo que se activan a través de dispositivos narrativos que hemos elaborado expresamente, e identificar las características de los contextos de aprendizaje favorables al desarrollo de esta competencia básica para el aprendizaje. Ahora mismo estamos cerrando el último proyecto REDICE 16-1660 totalmente centrado en esta línea de trabajo.

¿Os puede apoyar la Plataforma Internacional Práctica Reflexiva dedicada al ámbito de la formación basada en la reflexión?
Por supuesto. Desde hace unos meses hemos podido interactuar con la Plataforma Internacional Práctica Reflexiva y nos sentimos muy conectados con el magnífico trabajo que sus profesionales expertos realizan sobre el aprendizaje que apuesta por el proceso reflexivo. Conecta directamente con nuestra línea de investigación actual. Para destacar aspectos más concretos, la plataforma ahora mismo es un referente clave para nosotros por la fundamentación que nos ofrece sobre la competencia reflexiva y la actualización de los avances internacionales en las apuestas de aprendizaje reflexivo. Por otro lado, también es un espacio de difusión e interacción muy interesante porque amplifica nuestro deseo de trabajo en red, y permite orientar las acciones individuales y colectivas del equipo hacia la mejora de la práctica, gracias al intercambio con sus profesionales expertos. El seminario que nos ofreció la Dra. Àngels Domingo el pasado 24 de noviembre en el marco de la plenaria, “De la reflexión natural a la reflexión sistemática: Herramientas, modelos y métodos de Práctica Reflexiva“, es el ejemplo más reciente de esta aportación tan enriquecedora de la Plataforma a nuestro proyecto. Nos iluminó en conceptualización, métodos y terminología específica para reconstruir nuestro marco teórico. Agradecemos y celebramos esta colaboración porque realmente nos estimula muchísimo a continuar en la mejora de la compleja función docente a la universidad.

Marta, explícanos qué es el MIDE y qué garantiza que estéis insertados en este Departamento.
Efectivamente, como muy bien dices, el MIDE es el Departamento de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación de la Facultad de Educación de la Universitat de Barcelona. Más allá de las áreas de conocimiento propias, el DOAR ha encontrado en el Departamento profesorado preocupado por la investigación en docencia y la investigación vinculada a la innovación para una docencia de calidad. Para nosotros la investigación es una herramienta de máximo interés que incorporamos en los proyectos por diferentes motivos: nos permite sistematizar el proceso que llevamos a cabo; reorganizar las experiencias innovadoras; evaluar los recursos utilizados con más rigor y reflexionar también sobre la dinámica que seguimos desde el mismo equipo (nos da espacios para una meta-reflexión, desde el enfoque de la práctica reflexiva como instrumento de investigación y de mejora). En este sentido, optamos por investigaciones aplicadas, como por ejemplo la investigación evaluativa, y combinamos técnicas cualitativas y cuantitativas de recogida y análisis de la información para conocer de primera mano la opinión del alumnado y el profesorado implicado, y evidenciar, así, tanto los efectos como la consecución de los objetivos pretendidos en los proyectos que llevamos a cabo.

¿Algún “producto” de vuestro trabajo colectivo?
Los miembros del grupo cuentan con varias publicaciones científicas y de difusión a congresos y simposios focalizados en las líneas de trabajo anteriores. Si bien todas son de interés, personalmente me hace mucha ilusión compartir la primera publicación conjunta a raíz del último proyecto de investigación en docencia sobre el pensamiento reflexivo y el aprendizaje reflexivo, consistente en un cuaderno dentro de la colección Quaderns de Docència Universitària que publica el ICE de la UB y que está previsto para el año próximo.

Como líder y coordinadora del trabajo interuniversitario de DOAR, destaca por favor, dos o tres cualidades del equipo:
En primer lugar, quiero destacar la profesionalidad de todos los miembros del equipo, con una amplia experiencia en docencia universitaria en diferentes titulaciones de Grado y Posgrado. Esta calidad hace que el equipo en sí mismo y la interacción entre sus miembros sean catalizadores naturales de ideas y experiencias que cuando se pueden compartir, debatir y reflexionar en los espacios de encuentro conjunto permiten recrear, precisar y reconstruir el conocimiento generado en el marco de nuestros proyectos. Esta dinámica interna del equipo también es un valor percibido como muy positivo desde todos los componentes del DOAR por su efecto en nuestro desarrollo profesional.

En segundo lugar, deseo destacar el carácter interuniversitario del equipo, coherente también con una significativa interdisciplinariedad de sus miembros. Esta calidad creo que tiene un valor estratégico muy importante porque permite enriquecer las experiencias innovadoras con el análisis de especialistas que se complementan desde el contraste para lograr un mismo objetivo. Su mirada sobre el estado de la cuestión de los temas que se trabajan, y las experiencias que cada cual realiza en el propio contexto ofrecen un espacio de comparación y, a la vez, de transferencia de máxima relevancia para la mejora de la práctica y, la mejora, por lo tanto, de la docencia universitaria en varias realidades.

Finalmente, los integrantes del proyecto compartimos unos mismos intereses, somos docentes preocupados por la propia práctica en el aula, y estamos motivados para seguir trabajando en red considerando un doble propósito:

  1. a) El desarrollo integral y la profesionalización de nuestro alumnado, con capacidad de producir conocimientos, aplicarlos en su tarea profesional, social y educativa y de aprender permanentemente. Compartimos esta responsabilidad como profesores y profesoras universitarias.
  2. b) Nos importa la actual proyección social de la educación superior pero también nos reta un futuro donde el binomio internet-educación y las ventajas del estudio a distancia nos sitúa ante una docencia de calidad en las modalidades semi-presenciales, a través o con el apoyo de las TIC. Nuevos escenarios que nos interpelan a continuar repensando nuestra función docente.

Susanna García Larios
Responsable de Comunicación de la PIPR
sgarcia@practicareflexiva.pro

 

Un comentario / Un comentari

Enviar comentario / Enviar comentari